Iniciar sesión 

74 alojamientos rurales disponibles en Granada
seleccionados especialmente para ti

Casas rurales Granada .com

0 de ellos me encantan Favorito
Vive el turismo rural
Más características Chimenea
Habitaciones con Baño
Buenas vistas
Mascotas
Accesibles
Jardín
Barbacoa
Piscina
Vídeo de Presentación
WIFI
Buscar por localidad o nombre del alojamiento
Capacidad
Situación
Comarca / Zona
Tipo Casa entera
Casa habitaciones
Hotel rural
Albergue
Aloj. en Camping

Casas Rurales en Calahonda (Granada)

Calahonda. Calahonda goza de una ubicación privilegiada que la convierte en una población de atractivo turístico. Posee una playa bien equipada de grandes contrastes, se encuentran zonas urbanizadas con servicios turísticos, y otras vírgenes con abundante vegetación. Es una playa en la que se puede practicar el buceo y la pesca.



Un paseo por las playas de Calahonda nos lleva hasta los restos del Castillo de Carchuna. Es una construcción cristiana de finales del siglo XVII levantada como fortificación de tipo defensivo.

Excursiones

Las aguas más transparentes y cristalinas del litoral granadino son las de Calahonda. El invierno no existe en sus playas y sus habitantes gozan de una temperatura media anual de unos 20 grados. El Farillo de Calahonda es uno de los lugares más emblemáticos de la costa y es habitual durante todo el año ver a artistas que no se resisten a plasmar en sus lienzos el pintoresco atardecer que desde allí se ofrece al caminante. Las aguas más transparentes y profundas de toda la Costa Tropical se encuentran en Calahonda. Sólo basta dirigirse por la N-340 en dirección a Castell de Ferro para divisar desde un pequeño y poco advertido mirador que se encuentra una vez pasada la localidad que esto es así. El fondo adquiere tonos azules y turquesas. Y los caleños se han acostumbrado a hacer su vida alrededor de la playa, el lugar más concurrido del pueblo en cualquier época del año. Y es que en Calahonda el invierno no existe, precisamente por esa proximidad al mar y por ubicarse en la Costa Tropical, uno de los mejores climas de Europa, con temperaturas en torno a los 20 grados durante la época invernal. Todo ello ha hecho que cada vez más turistas hayan elegido éste como su destino preferido e incluso residencial durante todo el año, aunque es en verano cuando ve multiplicado su número de habitantes. Calahonda es un pequeño anejo situado a 13 kilómetros de Motril. Su joya es una magnífica playa de arena gruesa y limpia, de aguas profundas y transparentes, que suelen estar habitualmente en calma, aunque expresan una mayor bravura en la zona de El Embarcadero, donde la vista se pierde ante una estampa de decenas de barquitas. La historia de Calahonda siempre ha estado unida a la del mar. En la actualidad es un lugar ampliamente visitado por aficionados a la pesca de caña y la submarina. El chapoteo de las olas en las rocas hace sospechar –junto con la leyenda– que un buen número de secretos se quedaron ocultos en el fondo de esta agua Como también ha quedado enterrada en el tiempo su tradición de puerto pesquero que aventajó hasta el siglo XIX al del Varadero, de Motril. Pocos saben hoy día que era donde atracaban los barcos de comercio que navegaban hasta el continente americano y a otros puntos del mundo, por considerarse que su ensenada tenía mejor fondo para ello. Fue en 1841 cuando se concede al puerto de Calahonda la categoría de aduana de segunda clase, como han difundido en los últimos tiempos los historiadores locales. Uno de los hechos que tienen casi la certeza de que ocurrió en realidad es que el 13 de octubre de 1805 un barco inglés, con bandera española, se adentró en las costas granadinas, pasando el castillo de Carchuna y el Farillo hasta el puerto de Calahonda, donde izó su verdadera bandera y empezó a atacar con cañones a los barcos que había allí atracados. El Farillo es uno de los lugares más representativos. Es habitual ver allí a artistas que no se resisten a plasmar en sus lienzos su presencia en el atardecer. Se trata de una torre que albergó un faro y que tiene la peculiaridad de estar inclinada, aunque en su interior se conservan las escaleras que subían hasta el mismo. Era la llamada Torre del Llano, que se estima que a partir de 1855 comenzó a inclinarse, aunque se levantó en la segunda mitad del siglo XVI con una estructura distinta de la que adquirió después. Albergaba en su interior, pese a sus aparentes limitadas dimensiones, un equipo formado por cabo de torres y tres torreros, y se cree que tres soldados más. Estaba pensada dos cañones, aunque más tarde se vio la necesidad de construir a sus pies una batería, debido a la importancia del puerto que defendía.
Orden:
1 alojamiento encontrado
Chalet el Jaleo
No me encanta
Calahonda - Granada
TipoCasa Entera
Capacidad8
SituaciónEn población
AccesibilidadNo
MascotasConsultar
Teléfono666.060.222 - 958.586.104

(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja